Una de las preguntas que todas la mujeres se hacen cuando pierden peso rápidamente y aparecen las temidas estrias es ¿Y ahora cómo me deshago de ellas?

Antes que nada explicaremos qué son las estrías. Hablando vulgarmente y para entendernos, las estrías son unas finas líneas rosáceas o blancas que se forman en la piel. Las estrias se forman por la falta de elasticidad de la piel, generalmente cuando ganamos o perdemos peso.

Deshacerse de las estrías no es una tarea fácil, ya que una vez se vuelve de color blanquecino, la piel se sella y no regenera, si no, que cicatriza y hace imposible que esa “grieta” pueda cerrarse quedando la marca permanentemente.

Cuando las estrías todavía están de un color rosáceo (similar al de la imágen) podemos intentar eliminarlas, para ello utilizaremos una crema reafirmante o hidratante que le devuelva la elasticidad a la piel y consigua rellenar toda esa zona afectada.

Cuando la piel está en este estado es muy urgente tratarla con la máxima rápidez, incluso se se puede es aconsejable acercarse al dermatólogo para que nos aconseje de la mejor forma posible.

 En este estado (estrías cicatrizadas) es cuando ya solo podemos intentar minimizar sus efectos, para ello podemos adquirir en las tiendas especializadas productos para intentar regenerar las células y minizar las estrías a su mínima expresión. Para esta tarea podemos usar Aceite de Rosa mosqueta, un aceite que está especialmente indicado para regenerar las células de la piel o el Aceite de Argán ambos productos cumplen a la perfección el propósito ya que son ricas en vitamina E que actúa como un antioxidante natural manteniendo la piel sana.

Si tras seguir estos consejos nos has conseguido eliminar estrias o reducir su visibilidad tambien puedes optar por los tratamientos de cirujía estética basados en la dermoabrasión o una terapia basada en el láser es.wikipedia.org. Estos últimos tratamientos van a tener una eficacia mayor que el uso de cremas o aceites, pero tambien se incrementa el precio del tratamientos ya que hay que realizar varias sesiones para lograr un resultado optimo.

Como siempre, es mejor prevenir que curar, por lo que beberemos mucha agua (al menos 2 litros al día) para preservar la elasticidad de la piel y de notar los primeros síntomas trataremos la zona con buenas cremas hidratantes al fin de eliminar estrias antes siquiera de que aparezcan.

Rate this post